DRIFTING

Los cursos de drifting van dirigidos a conductores de coches de tracción trasera (propulsión).

Comienzan con una teórica en la que se explican las reacciones de estos coches ante situaciones en las que el conductor puede provocar el derrape del eje trasero de su coche, hincando la consecución de una conducción un tanto espectacular y en ciertos aspectos deportiva.

Para ello se explican con la ayuda de videos todo los movimientos que hay que efectuar en el coche, como sentirlos, como controlarlos, etc. Tras la teórica, que dura unos 30 minutos y una vez que todos dicen haberlo entendido se pasa a las prácticas.

Primero sobre una plataforma de pavimento de baja adherencia y siempre sin ningún tipo de peligro por colisión o vuelco, se comienza con un slalom para conocer las reacciones del coche como respuesta a los movimientos de volante y acelerador.

Cuando están controlados se pasa a la pista de dirfting, de pavimento de baja adherencia donde también sin ningún riesgo de accidente se comienza la conducción drifting en todo tipo de curvas. Rápidas, cerradas, seguidas, horquillas, etc.

Al final del curso, que dura unas 5 horas se entregan los diplomas acreditativos correspondientes. Se permite ir acompañado para tener fotos o videos.